FRASES PARA PENSAR

EN EL V CENTENARIO

 DEL NACIMIENTO

DE SAN FRANCISCO JAVIER

 

(De la carta de Don Fernando Sebastián. Arzobispo de Pamplona y Obispo de Tudela)

 

El ejemplo y la intercesión de S. Francisco de Javier pueden ser una gran ayuda para acercarnos más a Jesús y amarle más intensamente. Con la decisión y la pasión con que le amó Francisco de Javier.

Todos podemos ser mejores.

Todos podemos ser santos.

Nadie debería conformarse con ser un cristiano a medias.

Con Dios no hay componendas.

Jesús merece todo nuestro amor y toda nuestra vida. 

 

Desde el momento de su conversión,  la vida de Francisco cambió radicalmente.

Jesús nos ama inmensamente. ¿Cómo estamos respondiendo a su amor?

Respondiendo decididamente a la llamada del Señor encontró la verdad y la grandeza de su vida.

Todos tenemos una vocación, el Señor tiene algo especial para cada uno de nosotros.

Conocer y cumplir esta vocación es la única forma de encontrar la verdad y el valor de nuestra vida.

Siempre estamos a tiempo

Tendremos que aprender a vivir y trabajar en minoría, respondiendo, con la confianza puesta en Dios,  al gran desafío del Goliat de la cultura dominante. 

Nuestra fuerza está en amar mucho a Jesús, en vivir nuestra fe con entusiasmo y coherencia.

Hagamos entre todos que nuestras parroquias sean más orantes, más elocuentes, más apostólicas.

Respondamos con un gran amor al gran amor de Jesús.

Que la respuesta no se quede en palabras vaporosas.

Busquemos respuestas concretas.

Lo importante es que todos crezcamos en lo fundamental, en el amor a Jesús y a su Iglesia, en el amor a Dios y al prójimo.

 

 

 

 

 

Castillo de Javier (Navarra-España)

Lugar donde, el 7 de abril de 1506,

nació San Francisco Javier