NTRA. SRA.

VIRGEN DE LA CALLE


PATRONA
DE PALENCIA

 

                   

 
 

En una tierra insuficientemente e injustamente conocida...
En la llanura donde el Cid Campeador celebró sus esponsales con Doña Jimena...
En un paraje poblado de conventos, donde se sostiene la cultura, el arte, la fe y la fortaleza que se hace piedra...

se venera a su Patrona La Virgen de la Calle.

 Pocas advocaciones están documentadas tan sólidamente desde época tan lejana como la palentina. El nombre primitivo de la imagen, de la ermita, y de la Cofradía era el de Nuestra Señora de las Candelas. En la pequeña ermita existían dos figuras: una, llamada la pequeña o de los milagros, situada en el altar mayor y propiedad del Cabildo; otra, propiedad de la Cofradía, situada sobre la puerta de entrada, en la calle. Los lugareños se detenían a saludar a esta imagen cuando las puertas del santuario estaban cerradas o cuando pasaban por aquella calle. Esto contribuyó a que, con el tiempo, fuera sustituyéndose la primitiva denominación por la de Nuestra Señora de la Calle.
 

La imagen de la Virgen (siglo XV) es de talla policromada en posición vertical, y mide sin la peana 41 cms. de altura.

La proclamación oficial como Patrona de Palencia, mediante un Breve pontificio de S.S. Pío XII y la erección canónica de la Cofradía del Patronato de Nuestra Señora de la Calle se realizó siendo obispo de Palencia el Dr. Lauzurica y Torralba, en 1947.

La solemne coronación canónica de la imagen tuvo lugar el 8 de junio de 1952, siendo obispo el Dr. Sauto Vizoso.

Su fiesta principal se celebra el 2 de febrero, días de la Purificación de Nuestra Señora de las Candelas.

 

UNA PALABRA:
“María se puso en camino y fue a toda prisa a la sierra”
(Lc 1,39)

 
 
 

Esta advocación palentina mariana nos sugiere, sobre todo, que María siempre se encuentra muy cerca de lo que acontece en nuestra vida ordinaria.

 

Es cuestión de asomarse al umbral de la casa de la Virgen para, intuir, que camina codo a codo y mano a mano con nosotros.

 

La Virgen de la Calle nos urge a testimoniar siempre y en todo momento la presencia de Jesús muerto y resucitado.

 

La Patrona de Palencia, es ante todo, una llamada a no recluirnos en la comodidad de los muros parroquiales y sí a salir a dar la talla y la cara por el mensaje de Jesucristo.

 
 

Buen día con la...
VIRGEN DE LA CALLE

Javier Leoz
Sacerdote